UD Puertollano en la web de aficionados del UD Puertollano.

calvo sotelo

Crear artículo

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

calvo sotelo

Enviar a un amigo
La fundación

La actual Unión Deportiva Puertollano nace el 24 de septiembre de 1948, día en el que se efectúa la inscripción oficial del equipo que entonces se llamaba Calvo Sotelo, que surgió bajo los auspicios de la Empresa Nacional del mismo nombre. Su primer presidente fue Luis Targhetta Arriola, acompañado en la directiva por otros cargos y empleados de la propia empresa, entre los que se encontraba quien le sustituyó en la presidencia, Fernando Pedruelo Zabal.

Los colores originales del equipo fueron camiseta blanca y pantalón azul, y su primer entrenador fue José Cayuso, antiguo jugador del Sevilla. En la temporada del debut, la 48-49, el club disputó el Campeonato Regional de liga (en el que se obtuvo el título) y el de Castilla de Aficionados, llegando en éste a la final, ante el Electrodo de Madrid, que perdió por 3-1. El ser campeones de regional permitió jugar las eliminatorias de ascenso a 3ª División contra el Circular de Valladolid y el Alcalá, siendo eliminados por éste último.

La plantilla de jugadores estuvo formada por los porteros Geñín, Victorín y Llorente; los defensas Duarte, Manolo Pérez, Alazorza y Miguel Agudo; los medios Emilio Arias, Ignacio Pérez, Victoriano y Cerro, junto a los delanteros Antonio Agudo, León, Pepe López, Rabadán, Fernando Román, Zacarías, Polpi y Pepe Muela.

El ascenso a 3ª división

En la segunda temporada, la 49-50, se vuelve a obtener el título en el Campeonato Regional de liga lo que supone, esta vez sin eliminatorias, el ascenso a 3ª División por primera vez en la historia del club.
Los nombres de los que formaron la plantilla por primera vez en categoría nacional fueron: Manuel Olivares, entrenador, antiguo jugador del Real Madrid; los porteros Lareu y Romero; los defensas Vela, Olivares, Alazorza y Miguel Agudo; los medios García, Pla Mora, Gonzalo, Eugenio Cabrera y Bravo, y los delanteros Coto, Arquero, Lozano, Castillo, Ballesteros, Velasco, Polpi y Pepe Muela.

El debut en 3ª se produjo el 10 de septiembre de 1950, curiosamente, ante el Manchego de Ciudad Real, club con el que se mantendría una larga rivalidad, especialmente en los años 50 y 60, perdiendo por 0-1.
Los años 50 estuvieron dominados por dos cuestiones: en las tareas directivas, se produjo una amalgama entre directivos de la Empresa, junto a otros de la propia ciudad, algunos de los cuales ocuparon la presidencia del club, como por ejemplo, Victoriano Blanco, Teófilo Santos, Germán Inza y Julio Villuendas.

En lo deportivo, el club se consolidó con rapidez como uno de los más potentes de su división, en lo que influía la protección económica de la Empresa. Esto permitió que el Calvo Sotelo, ya vestido con colores rojiblancos, jugara varias promociones de ascenso a 2ª División, en los años 53 (siendo entrenador Modesto Maside) 57, 59 y 60, quedando eliminados en todas, a pesar de contar con jugadores como el mítico Ñoño, Enrique Madrid, Carbelo, Patri, Novo, Quintín y Noni, entre otros muchos.

 

Los años de don Florentino y el primer ascenso a 2ª División.
El comienzo de los años 60 (ya con la vestimenta azul habitual) estuvo marcado por la llegada a la presidencia de Florentino González Torres, también directivo de la Empresa y gran amante del fútbol, pudiendo considerarse a éste como la persona que gestó los años más brillantes del club.

“Don Florentino”, como se le conocía habitualmente, se marcó claramente el objetivo de ascender al club a 2ª División, reforzando al equipo cada año con jugadores de gran valía, entre los que podemos citar a Urrestarazu, Violeta (el luego célebre internacional del Zaragoza), Encontra y Poli (también luego internacional en el Valencia).

Aunque hubo que jugar cuatro liguillas más de ascenso, éste fue finalmente logrado el 21 de junio de 1964, venciendo al Menorca por 5-0 en el murciano campo de La Condomina, en un accidentado partido, que culminaba una liguilla agónica en la que hubo que disputar nada menos que siete partidos, cuatro ante el At. Malagueño y tres ante el propio Menorca.

Ventura Martínez fue el entrenador que dirigió al equipo al ascenso. Entre los jugadores que consiguieron la gesta destacan: Murillo, Rafa, Urrestarazu, Igoa, Gabiola, Alcorta, Dalmau, Larrea, Antoñito, Ñoño, Portilla, Basurto, Aumedes, Cortés, Posada, Soler, Núñez, y Soroa.

 

La 1ª División estuvo cerca

El resto de los años 60 fueron de gran brillantez, permaneciendo durante siete temporadas consecutivas en 2ª División, la máxima categoría ostentada hasta el momento, jugando incluso una promoción a 1ª División (67-68), bajo la dirección técnica del que, para muchos, ha sido el mejor entrenador que ha tenido el club en toda su historia: Rafael Yunta, “Rafa”.

Esta promoción se perdió ante el Córdoba (0-3 y 1-3), después de jugar un último partido de liga en Cádiz (derrota por 4-1), donde el Calvo Sotelo estuvo matemáticamente en 1ª durante 36 minutos, justo hasta que los gaditanos obtuvieron su primer gol, ya que el Granada (el otro rival para el ascenso) perdió en Mallorca.

Reseñar para la historia que el primer partido en 2ª División se jugó ante el Recreativo de Huelva, el 13 de septiembre de 1964, en el antiguo estadio Colombino. Se perdió 2-1 y el autor del primer gol en Segunda fue el recordado Ramón Aumedes.

Tampoco podemos olvidar que en esta época se produjo en Puertollano (23 de abril de 1967) otro de los hechos más célebres de su historia futbolística: el ascenso a 1ª División en nuestra ciudad de la Real Sociedad de San Sebastián, club que, desde entonces, siempre ha permanecido entre los grandes del fútbol español.

Igualmente es de reseñar la llegada a 1ª División (traspasado al Sporting de Gijón) de uno de los jugadores más carismáticos que ha producido la cantera puertollanense: Fabián, el primer jugador internacional y campeón de Europa que tuvo nuestra ciudad, al que se unió luego otro puertollanense, Teófilo Dueñas, éste en el Barcelona.

 

Descenso a 3ª y llegada de Pedro Muñoz: de nuevo en 2ª.

Lamentablemente, en la temporada 70-71, bajo la presidencia de don José Romeu, se desciende a 3ª, lo que, de paso, supuso que la Empresa se empezara a desentender del club, que quedó en manos de la población, aunque siguió contando con su subvención y la cesión de las instalaciones. Se entró así en una época de dificultades económicas, en la que un puñado de valientes directivos intentó devolver al club sus glorias pasadas.

Entre ellos tenemos que mencionar a Pedro Muñoz Arias, presidente desde la temporada 72-73, que forjó los cimientos para una segunda etapa de éxitos. Sus gestiones hicieron posible la vuelta al club del añorado entrenador Rafa, así como formar una plantilla básicamente integrada por jugadores andaluces, procedentes de la cantera del Betis. Así llegaron al Calvo Sotelo hombres como Díaz, Lobo, Méndez, Pepe Vázquez, Mendoza, Molina y, sobre todos, el mítico Toni Nuevo, que, junto a otros locales como Chone (no menos mítico que Nuevo), Juan Vázquez, Poyatos o Quico Rueda, se encargaron de devolver al club a 2ª División en la temporada 74-75, en la que permaneció otros tres años más.

En estos años hay que recordar la llegada al club de dos jugadores brasileños: Claudio y el goleador Odair, un buen delantero centro, todo habilidad, que hizo las delicias de los aficionados con sus quiebros, cabriolas y goles de todas las facturas.

Los años en 2ª B.

Al nuevo descenso en la 77-78, ahora a 2ª B, le siguió la marcha de Pedro Muñoz y la llegada a la presidencia de Manuel Martín Cebrián, acompañado por otros directivos de gran importancia en la historia posterior del club, como Antonio Mora (posterior presidente) y Manuel Toledano.

Cuatro años estuvo Martín Cebrián al frente del Calvo Sotelo, todos ellos en 2ª B (categoría ostentada a lo largo de siete temporadas), contando con entrenadores como Enrique Orizaola y Manuel Martín Vences, así como con jugadores del calibre de Bezares, Tello, Waldo, Leguizamón, Calsita y una pléyade de grandes futbolistas salidos de la cantera como Nani (el que ha disputado hasta ahora más partidos oficiales con la camiseta del club), Josele Villacreces y, sobre todos, Zúñiga, el primer internacional juvenil salido de nuestra ciudad (77-78) y más tarde internacional sub-19, sub-21 y olímpico, amén de jugador del Español y Sevilla, entre otros.

Sin embargo, lo peor en este tiempo se produjo en la temporada 79-80, cuando el Calvo Sotelo perdió un nuevo ascenso a 2ª al ser derrotado en propio campo por el Linares (2-4) el 1 de junio de 1980.

 

 

Los gozos y las sombras: Manuel Toledano.

En la temporada 82-83 se hace cargo del todavía Calvo Sotelo Manuel Toledano Núñez, cuyo mandato ha sido el más largo de toda la historia del club, casi 14 temporadas, pues fue sustituido en el transcurso de la 95-96 por Pantaleón Trenado. Lógicamente, un mandato tan largo, tuvo que tener sus gozos y sus sombras.

Entre los primeros hay que citar un nuevo ascenso a 2ª División, el tercero en la historia, en la temporada 83-84. El 27 de mayo de 1984 se vencía 2-0 en Alcoy, con dos célebres goles de Mamerto, lo que permitió jugar una nueva temporada en la llamada División de Plata, completando las once que el club ha estado hasta ahora en ella, siendo todavía el único equipo de la provincia que lo ha logrado.

El entrenador de este nuevo ascenso fue Juan Manuel Tartilán y entre sus protagonistas hay que destacar a Gelucho, Pedrito, Camacho, Harry, Jaime, Nuevo, Sánchez o Merlo.

 

La crisis. El Puertollano Industrial.

Sin embargo, esta última temporada en 2ª, supuso también el inicio de la decadencia del club. Una larga lista de deudas, unido al abandono de la afición, que desertó del estadio, hizo que el equipo fuera perdiendo paulatinamente su brillantez, no dando resultado ninguna de las medidas intentadas.

Entre ellas, destacó por su importancia, el cambio de nombre del club, llamándose Puertollano Industrial a partir de la temporada 88-89, figurando inscrito como tal con fecha 10 de octubre de 1988. Se suponía que el hecho de llevar el nombre de la ciudad significaría conseguir apoyos con más facilidad.Pero en la práctica no fue así y el club, perdida ya toda relación con la empresa ahora llamada Repsol, fue cayendo inexorablemente.
La culminación de esta caída llegó en la temporada 89-90, cuando se desciende a 1ª Regional, categoría en la que no se militaba desde cuarenta años antes.

De nuevo en 3ª División.

Un año después, de la mano del actual entrenador, Paco Calderón, se vuelve a recuperar la 3ª División, categoría en la que se ha militado hasta el momento un total de 35 temporadas. Es la temporada 90-91 y el equipo ya lleva algunas temporadas formado, en su gran mayoría, por jugadores locales con escasas incorporaciones foráneas, tónica que se mantiene a lo largo de los años 90. De la larga lista de ellos podemos destacar a Godeo, Luna, Juancho (máximo goleador de la historia del club en partidos oficiales), Maxi, Richard, Miguel Ángel y Manolo.

Campeones de la Copa Federación.
Otro hito en la historia del club, todavía bajo el mandato de Toledano, fue el título de campeones de la Copa Federación, el año de la creación de este trofeo por la Federación Española de Fútbol.
El 19 de mayo de 1994 se venció al Calviá por 5-0, remontando el 4-1 de la ida, con lo que Josele Villacreces (acompañado en el banquillo por Alfonso García) se convirtió en el único técnico que ha conseguido hasta ahora para el club un título de ámbito nacional. La alineación del partido final estuvo integrada por: Carmelo; Gustavo, Godeo, Facundo, Prieto, Paquillo, Raúl Molina, Maxi, Juancho, Alfonso y Miguel Angel.
 
Por lo que respecta a la liga, desde la temporada 90-91, en la que se logra nuevamente el ascenso a categoría nacional, el equipo ha jugado un total de seis promociones de ascenso a 2ª B, incluyendo la presente, siendo dirigido por Josele Villacreces, por Antonio de la Torre, “Torreca” (ésta es la segunda liguilla de su estancia en Puertollano), y por Paco Calderón, técnico que logró proclamar al equipo campeón de 3ª División por séptima vez en su historia en la temporada 99-00, lo que no se conseguía desde hacía 25 años.

La Unión Deportiva Puertollano.

Finalmente, hay que mencionar que este club, con 56 años de historia a sus espaldas, tomó en la temporada 99-00 el nombre de Unión Deportiva Puertollano tras lograrse la unificación del fútbol local.

El primer año con el nuevo nombre, bajo el mandato del presidente Antonio Mora Madrid (que sustituyó en el cargo a Abraham Lillo) estuvo, sin duda, presidido por el éxito, ya que, al margen del fracaso de la promoción de ascenso, nadie podrá negar el logro de un campeonato de Tercera a un equipo lleno de jugadores locales, excepto el caso del portero madrileño Iván, a los que se añadía la juventud de muchos de ellos como Jara, Manolo, Armando, Iván Cabrera, Juli (campeón con el Quintanar del Rey en la campaña 03-04), Pascual, Raúl Serrano, Guillermo, Raúl Hidalgo, etc.

Queremos dar las gracias a D. Luis Francisco Pizarro Ruiz por la cesión de esta breve historia del club, y agradecer toda su ayuda y cooperación.

© Luis Francisco Pizarro Ruiz

 

 

Página creada por yeyoindio

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU